Paola Espinosa buscará convertirse en Londres en el primer atleta mexicano en más de medio siglo que sube al podio en dos olimpiadas consecutivas.

Acompañada por Tatiana Ortiz, Espinosa ganó una medalla de bronce en los clavados sincronizados de 10 metros hace cuatro años en Beijing, y ahora es una de las favoritas para subir al podio en la piscina en Londres.

"Aprendí mucho en esos Juegos, pasaron cosas que no creía que pudieran pasar. Es algo que se quedará grabado para siempre y que me ha ayudado a ser mejor deportista y mejor atleta", dijo Espinosa, quien cumplirá 26 años el 31 de julio, cuatro días después de la inauguración de los Juegos de Londres.

"Esa medalla de bronce me ha ayudado mucho, no cualquiera tiene una medalla olímpica, pero no me conformo, quiero seguir soñando con lo que viene más adelante".

En 2008 en Beijing, la clavadista mexicana se quedó muy cerca de llevarse dos medallas al finalizar cuarta en plataforma individual, donde las chinas Chen Roulin y Wang Xin se llevaron el oro y el bronce, respectivamente, mientras que la canadiense Emilie Heymans se adjudicó la plata.

"El bronce me gustó mucho, pero el cuarto lugar me dejó con mucha hambre", agregó Espinosa.

La mexicana ha mostrado que es más que palabras. Sus resultados posteriores a Beijing avalan que sigue con hambre de trascender en su disciplina.

Apenas un año después de la justa olímpica, Espinosa fue campeona mundial de la plataforma de 10 metros en Roma, derrotando a las chinas Roulin y Kang Li, y en 2011 se quedó con el bronce en el mundial de Shanghai.

Espinosa además tiene un bronce del mundial de 2003 en Barcelona.

Sus tres preseas en mundiales son un récord para México, que en toda su historia sólo tiene otras cinco medallas en esas competencias.

En Shanghai, Espinosa estaba disminuida por una contractura en la espalda y una lesión en la rodilla, lo que "hizo las cosas más difíciles, pero lo importante fue lograr el boleto a los Olímpicos, fue un buen entrenamiento", dijo la clavadista mexicana.

"Ya venció a las chinas en un mundial y constantemente está probando que no son invencibles", dijo el presidente de la comisión nacional de cultura física y deporte de México, Bernardo De la Garza, sobre las posibilidades de medalla de Espinosa.

A nivel regional, Espinosa no tiene rivales. En los Panamericanos de Guadalajara 2011 se llevó oros en trampolín y plataforma sincronizados y en individual de 10 metros; además de un bronce en trampolín individual de tres metros.

Con esas cuatro medallas, la clavadista mexicana suma 10 preseas en Panamericanos.

Espinosa también tiene tres oros en Centroamericanos y una docena de preseas en Universiadas mundiales.

"Podría decir que tengo (medallas) de todos colores, pero no estoy satisfecha porque me falta una, la de campeona olímpica y para eso me he estado preparando", señaló.

En caso de ganar una medalla en Londres, Espinosa sería la primera atleta mexicana en subirse a un podio dos juegos olímpicos distintos, algo que sólo logró el también clavadista Joaquín Capilla, quien ganó bronce en Londres 1948 y luego agregó una plata en Helsinki 1952 antes de retirarse con un bronce y un oro en Melbourne 1956.

El único otro medallista doble por México es el marchista Raúl González, quien ganó plata y oro en 20 y 50 kilómetros, respectivamente, en Los Angeles 1984.

"Ojalá pueda acercarme a Capilla, quien es el rey de los clavados, para eso entreno todos los días, para seguir haciendo historia", añadió Espinosa, quien en Londres competirá en plataforma de 10 metros, individual y sincronizada.

Después de su bronce mundial el año pasado, Espinosa ganó plata en la Serie Mundial de Clavados de la FINA realizada el 16 de marzo en Dubai, y una semana después se llevó otra plata pero en sincronizados de 10 metros junto con la juvenil Alejandra Orozco.

"Una ventaja que tengo a diferencia de hace cuatro años es que los jueces me conocen más y ya no serán los juegos en casa de las chinas", agregó Espinosa. "Creo que nos va a ir bien en Londres".