Juan Martín Del Potro está ilusionado.

Por primera vez en su carrera de cerca de 16 años como tenista participará en los Juegos Olímpicos. El argentino sabe, sin embargo, que no será una tarea fácil y que para conseguir una medalla en Londres deberá trabajar tanto o más que en cualquier torneo del circuito de la ATP.

"Participar y estar ahí ya es algo muy muy lindo ... Estar en la ceremonia, o compartir con otros deportistas argentinos u otros atletas de otros países, y sabiendo que todos peleamos por lo mismo, que es una medalla, lo hace especial", expresó recientemente Del Potro al ser consultado por The Associated Press.

Hace tiempo que Del Potro, de 23 años y que comenzó a jugar al tenis a los siete, guarda ilusiones y curiosidad por los Juegos Olímpicos. Habla del tema con otros tenistas, lo comenta con otros deportistas. Quiere saber cómo es participar en ellos, quiere enterarse de todo.

De lo que no tiene dudas es que ganar una medalla dorada es ponerse "un objetivo demasiado lejos".

¿Por qué?

"No hay que dejar de pensar que juegan (el suizo Roger) Federer, juega (el español Rafael) Nadal, juega (el serbio Novak) Djokovic, (el británico Andy) Murray y tantos otros que pelean por lo mismo" y con quienes se ha enfrentado en los torneos de la ATP, asegura Del Potro.

No es para menos: son los cuatro primeros del ránking mundial. Del Potro ahora mismo ocupa el 10mo puesto.

El argentino comenzó a participar en el circuito en 2006 y tuvo un ascenso meteórico.

En octubre del 2008, con apenas 20 años, ya se había abierto paso entre los 10 primeros. Y tras obtener su primer y único Grand Slam en 2009 (el Abierto de Estados Unidos), escaló hasta el cuarto lugar en enero del 2010, a los 21 años.

Su carrera, sin embargo, se frenó por cerca de un año en el 2010 debido a una lesión en su muñeca derecha que requirió una operación, pero volvió con fuerzas en 2011. Después de caer al puesto 485, tuvo una marca 48-16 en esa temporada, que le valió el premio de la ATP al regreso del año en el circuito.

Del Potro suele admitir que existe una visible diferencia en el tenis que juegan los tres o cuatro primeros ubicados en el ranking, y los demás.

"Hay una diferencia entre los que están arriba, los tres o cuatro primeros ... con el resto", expresó recientemente al referirse a su nivel de juego, y explicó que lo que busca es seguir mejorando para "achicar" esas diferencias.

El desafío de enfrentar a los grandes en Londres lo motiva, como así también el hecho de que jugará en canchas de césped, una superficie donde hasta ahora no ha cosechado grandes resultados.

Su juego sobresale por su potente servicio y derecha, además de la gran movilidad que alcanza para su 1,98 metros de altura.

¿Y el césped cómo repercutirá en un jugador acostumbrado a desenvolverse en canchas duras?

"También se que cuanto mejor preparado esté y cuanto mejor me vaya en estos torneos previos, mayor chance de hacer un buen resultado voy a tener", explicó el fanático del club de fútbol Boca Juniors, que también jugó al rugby en su país natal.

Tal vez porque es consciente de lo difícil que puede resultar un cambio repentino de superficie, Del Potro decidió dedicar una buena parte de las semanas previas a las olimpíadas a jugar torneos en canchas de césped.

De hecho estará en el mismo estadio de Wimbledon para el Grand Slam que se realizará apenas tres semanas antes que los Juegos Olímpicos, lo que le servirá como prueba y experiencia; y también planea participar en el torneo de Queens.

Para cuando lleguen las Olimpíadas, a finales de julio, "va a hacer casi un mes que voy a estar jugando en césped, así que va a estar bueno para la preparación", reveló, y de inmediato aclaró que para tener más posibilidades también va a practicar mucho el saque en el césped.

"En césped, sacando bien y fuerte también se puede tener chance, así que voy a tratar de trabajar ese golpe", manifestó el joven nacido en Tandil, en la provincia de Buenos Aires.

Existe un dilema que aún Del Potro no ha resuelto: ¿se alojará en la Villa Olímpica o en un hotel más cercano al estadio de Wimbledon, donde desplegará su tenis?

"La villa, de Wimbledon, queda como a dos horas ... y como preparación y si uno apunta a ganar una medalla tal vez sea mejor quedarse más cerca del predio de Wimbledon para poder entrenar más, para ahorrar en tráfico y poder descansar", asegura Del Potro en un intento de explicar la ventaja de hospedarse más cerca del estadio.

Aunque quisiera, "Delpo" no está totalmente convencido, y explica que tampoco descarta dormir en la Villa porque sabe que allí está buena parte de la experiencia olímpica.

"Pero estar en la villa olímpica es también lo que hace lindo a los juegos olímpicos y no me lo quiero perder".

___

Gisela Salomón está en Twitter como http://www.twitter.com/giselasalomon