Una jueza militar rechazó el jueves desestimar el cargo más grave contra el soldado del ejército acusado de la filtración más grande de secretos gubernamentales en la historia de Estados Unidos.

La coronel Denise Lind denegó una moción de la defensa que pedía descartar la acusación de "ayudar al enemigo" durante una audiencia previa al juicio del soldado Bradley Manning.

La acusación conlleva una pena máxima de cadena perpetua. La moción es una de varias presentadas para que sean desestimados algunos o todos los cargos, pero Lind sostuvo los 22 cargos contra Manning.

Al buscar que se anulara el delito más grave imputado, el abogado de la defensa David Coombs había argumentado que el cargo no establece apropiadamente que Manning haya intentado ayudar a al-Qaida cuando supuestamente envió al cibersitio WikiLeaks cientos de miles de reportes confidenciales de las guerras en Irak y Afganistán, así como cables diplomáticos del Departamento de Estado.

En una conversación en línea con un informante convertido en confidente que filtró la información, Manning declaró: "quiero que la gente vea la verdad".

Los fiscales habían alegado que Manning, pese a esa intención, sabía que el enemigo vería el material cuando apareciera en WikiLeaks.

Lind dijo también el jueves que los fiscales deben probar durante el juicio que Manning sabía que le estaba dando información al enemigo. Lind afirmó que, si no pueden hacerlo, considerará la moción de la defensa para desestimar el cargo.

Jeff Paterson, un dirigente de la organización Bradley Manning Support Group (Grupo de Apoyo a Bradley Manning), se declaró decepcionado por el fallo, pero alentado por el "gran escollo" que los fiscales deben pasar.

"Todo lo que sabemos de Bradley Manning es totalmente lo contrario a este cargo: nada de ayudar al enemigo, sino todo para ayudar a la comprensión pública de una guerra impopular", dijo Paterson.

Manning no ha solicitado un acuerdo judicial por ninguno de los cargo. Tampoco ha decidido todavía si será procesado por un juez o un jurado. El proceso está programado del 21 de septiembre al 12 de octubre.

El material del caso que fue difundido por WikiLeaks incluyó un video tomado en 2007 desde la cabina de un helicóptero estadounidense Apache mientras ataca a varios civiles, entre ellos un fotógrafo informativo de la agencia Reuters y su chofer. El gobierno de Estados Unidos dijo las muertes de los civiles fueron accidentales.