La Bodeguita del Medio, el emblemático lugar de comida y cocteles cubanos, cumplió el jueves 70 años y vislumbra un expansivo panorama con planes de abrir sucursales en Budapest, Sofía y Viena.

"Es... un restaurante bar bohemio, en el que los clientes son el espectáculo principal de la casa, en el que la música y la intelectualidad cubana encontró su mejor espacio para conversar o desembarazarse de la formalidad", dijo a la AP, la administradora del lugar, Somalia Pérez.

Meseros y empleados colocaron el jueves cintas de colores frente a la puerta y un enorme cartel consignando que la instalación cumplía 70 años de ser creada, mientras turistas y visitantes se deleitaban con mojitos y carne de cerdo fritas y arroz, la especialidad.

Ubicada en La Habana Vieja, la Bodeguita comenzó como una proveeduría regenteada por Angel Martínez en la cual se vendía arroz, frijoles, manteca y otros.

Sin embargo la sazón de Amelia, esposa de Martínez, ganó fama entre quienes visitaban una imprenta cercana, como el poeta Nicolás Guillén y el narrador Alejo Carpentier, y comenzaron a pedir almuerzos.

"El (Martínez) nunca pensó que iba a tener este éxito", explicó Pérez, para quien es un "verdadero desafío" llevar adelante la instalación que actualmente pertenece a la corporación estatal Palmares.

Un reporte de la Agencia de Información Nacional, de corte oficial, indicó la víspera y a raíz del aniversario que se abrirán este año nuevos locales de la Bodeguita en varias ciudades europeas.

"En este momento la Bodeguita del Medio es una marca que tiene 12 restaurantes en sistema de franquicia ubicados en diferentes países", comentó Pérez al indicar que la central se encarga de asesorar y trabajar con sus sucursales para mantener el mismo estilo de la sede capitalina.

"Muchos de los administradores (extranjeros) de las casas son los más interesados en seguir extendiendo este tipo de instalaciones", agregó.

Pintada de verde, con sus paredes llenas de firmas de famosos y turistas, mensajes, poemas o consignas, destacan las fotos a donde se ve a visitantes tan variados como premio Nobel de Literatura, Gabriel García Márquez, el cantante Agustín Lara, la actriz Brigitte Bardot, su colega estadounidense Errol Flynn o el fallecido presidente chileno Salvador Allende.

Hemingway un visitante asiduo del lugar escribió, como todo el mundo en sus paredes, "My mojito in La Bodeguita, My daiquiri in El Floridita".

__

Andrea Rodríguez está en Twitter como https://twitter.com/ARodriguezAP