El club turco Fenerbahce retiró la apelación que radicó contra la UEFA y la federación turca de fútbol, en la que pedía una compensación por haber sido expulsado de la Liga de Campeones por un escándalo de arreglo de partidos.

Fenerbahce dijo el jueves que "renuncia" al caso radicado ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS). No explicó sus motivos.

El equipo exigía una compensación de 45 millones de euros por el dinero perdido en premios, ingresos por los partidos y la devaluación de sus acciones.

Fenerbahce ganó la liga turca la temporada pasada, pero fue acusado de arreglar partidos. El presidente del club, Aziz Yildirim, fue encarcelado y es el principal acusado en el caso criminal.

La federación turca retiró a Fenerbahce de la Liga de Campeones en agosto, días antes del sorteo de la fase de grupos.