Un atacante suicida detonó el jueves un vehículo cargado de explosivos en las oficinas de un importante diario en la capital de Nigeria, y otro hombre arrojó una bomba cerca de las instalaciones de otros periódicos en la ciudad de Kaduna, en dos atentados que dejaron al menos siete muertos, indicaron testigos.

El ataque en Abuya estremeció las oficinas de ThisDay, un influyente diario del país, mientras que la detonación en Kaduna se registró en las oficinas de los periódicos ThisDay, The Moment y The Daily Sun que comparten un edificio, de acuerdo con testigos.

Ningún grupo se ha adjudicado los ataques, si bien son semejantes a otros realizados por la secta islamista radical Boko Haram, responsable por la muerte de 440 personas en Nigeria tan solo este año, de acuerdo con un conteo de The Associated Press.

En un comunicado, el presidente Goodluck Jonathan condenó los ataques al considerarlos "innobles, equivocados, horrendos y perversos".

El gobierno "seguirá defendiendo el derecho constitucional de libertad de expresión en general y libertad de prensa en particular", señaló el comunicado. "Los criminales empeñados en infundir miedo en las mentes de nigerianos y extranjeros fracasarán".

En Abuya, capital nigeriana, el agresor suicida embistió la entrada principal de las oficinas del periódico ThisDay cerca de las 11:30 de la mañana del jueves y condujo su vehículo cargado de explosivos hacia la recepción del diario, indicó Nwakpa Nwakpa, un portavoz de la Cruz Roja nigeriana. El atentado dejó tres personas muertas y varias heridas, y el atacante murió en la explosión, agregó.

"Esto confirma nuestros temores de que los medios no están seguros", aseguró Mohammed Garba, presidente del Sindicato de Periodistas de Nigeria. "Los periodistas simplemente no están seguros".

Un reportero de The Associated Press que escuchó la explosión indicó que fue muy fuerte. Agentes de la policía y soldados rodearon rápidamente el edificio, que perdió parte de su techo y quedó con todas sus ventanas estrelladas, ante la fuerza de la detonación.

Gbayode Somuyiwa, un funcionario del periódico, dijo haber escuchado rumores de que la detonación dañó la sala de prensa de la compañía, pero no ofreció más información.

El ataque en Kaduna también incluyó un vehículo cargado con explosivos, si bien los empleados del diario impidieron el paso del auto, dijeron testigos. El conductor empezó a gritar que había una bomba dentro del vehículo, de acuerdo con Jemilu Abdullahi.

Fue entonces que el hombre abrió el maletero del auto y sacó un objeto que lanzó contra el grupo de personas, dijo Abdullahi. Nwakpa informó que la explosión del artefacto mató al menos a cuatro personas.

Las autoridades arrestaron poco después al responsable del atentado en Kaduna, dijo el comisionado de la policía estatal en esa ciudad, Mohammed Jingiri Abubakar.

"Lo que puedo decir es que para estos peligrosos sujetos, todo mundo es un objetivo", dijo Abubakar.

Las oficinas centrales de la empresa se encuentran en Lagos.

Se desconoce por qué los agresores eligieron como objetivo las oficinas de ThisDay, un periódico propiedad del magnate de los medios Nduka Obaigbena, de estrechas conexiones políticas. En 2002, los disturbios por un artículo publicado por ThisDay en que se sugería que el profeta Mahoma se habría casado con una concursante de Miss Mundo dejó decenas de muertos en Kaduna.

___

Un periodista de The Associated Press en Kaduna, Nigeria, contribuyó con este despacho.

___

Jon Gambrell reportó desde Lagos, Nigeria, y está en Twitter como: www.twitter.com/jongambrellap