Las autoridades migratorias estadounidenses anunciaron el jueves el arresto de 637 pandilleros o personas ligadas con estos grupos durante un operativo desplegado este mes en 150 ciudades estadounidenses y en Honduras enfocado en combatir el tráfico de personas.

La Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE por sus siglas en inglés) informó que la operación denominada Proyecto Nefario comenzó en febrero con labores de espionaje, evaluación de riesgos y la identificación de objetivos que permitió los arrestos practicados entre el 9 y el 21 de abril con la participación de 148 agentes de fuerzas internacionales, federales, estatales y municipales.

De los 637 detenidos, 479 enfrentan cargos criminales y 158 fueron arrestos administrativos. Un total de 210 tenían prontuario de crímenes violentos, 10 estaban solicitados por homicidio y 290 son extranjeros, dijo ICE en un comunicado.

Además de los 637 arrestos, otras 155 personas fueron detenidas por delitos penales estatales y federales o por infracciones migratorias. En este segundo grupo, 117 enfrentan cargos criminales, 58 tenían antecedentes de crímenes violentos, 38 arrestos fueron administrativos y 69 eran extranjeros.

El total de personas arrestadas incluyó a 720 hombres y 72 mujeres.

El operativo permitió además el decomiso de 52 armas de fuego, 2.478 kilos (5,463 libras) de marihuana, 3 kilos (6 libras) de cocaína, 201.437 dólares en efectivo y 14 vehículos.

"La meta del Proyecto Nefario era identificar, localizar, arrestar, enjuiciar y deportar a pandilleros y allegados involucrados en tráfico de personas", dijo el director de investigaciones de seguridad nacional James Dinkins según un comunicado de prensa.

Agentes estadounidenses también colaboraron con la policía hondureña entre el 9 y el 16 de abril para arrestar a 33 integrantes de las pandillas MS-13 y La 18 y allegados, y el decomiso de seis vehículos, dos motos y cuatro pistolas, dijo a AP la portavoz de ICE Nicole Navas. Los detenidos enfrentan cargos de extorsión y otros crímenes.

En febrero del 2010, la oficina de investigaciones de seguridad nacional estableció una base antipandillas en Honduras, que junto al agregado de ICE y la sección antinarcóticos del Departamento de Estado conformaron la primera estructura internacional de la operación antipandillas del gobierno federal estadounidense.

La oficina de investigaciones de seguridad nacional ha brindado entrenamiento a la policía hondureña en el manejo de pandillas, agregó Navas.

ICE atribuyó la ejecución del operativo a un reporte emitido el año pasado por el Departamento de Justicia, el cual identificó a las pandillas dedicadas al tráfico de personas.

__

Luis Alonso Lugo está en Twitter como www.twitter.com./luisalonsolugo