Un renombrado grupo activista interpuso el jueves una demanda contra la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos para impedir que sus agentes continúen deteniendo e interrogando a conductores "sin una sospecha razonable".

La demanda de la Asociación Nacional para la Defensa de los Derechos Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés) surge de las tensiones causadas por la mayor presencia de agentes de la Patrulla Fronteriza en la Península Olímpica del estado de Washington, la cual no comparte una frontera terrestre con Canadá.

"A la gente se le detiene sólo por su apariencia o rasgos étnicos. Eso es ilegal y opuesto a los valores estadounidenses", dijo Matt Adams, director legal del Proyecto Noroeste para los Derechos de los Inmigrantes, agrupación que se sumó a la demanda. "Nadie en un auto debe ser detenido e interrogado por agentes del gobierno a menos que el agente de la ley tenga fundamento legal para hacerlo".

Los grupos defensores de los derechos presentaron la demanda a nombre de tres habitantes de la península que han sido detenidos por agentes de la Patrulla Fronteriza.

Los tres hombres son ciudadanos estadounidenses, uno de los cuales es de raza negra y los otros dos de ascendencia latina.

Uno de ellos, José Sánchez, que trabaja como celador, dijo que agentes de la Patrulla Fronteriza lo han detenido en diversas ocasiones e interrogado sobre su condición migratoria.

El otro latino en la demanda es Ismael Ramos Contreras, de 18 años, quien iba con un grupo de amigos cuando cuatro agentes les dijeron que se detuvieran. La demanda alega que uno de los agentes trató de quitar las llaves del encendido e interrogó a los adolescentes, pero que nunca dio un motivo para detenerlos.

"Las acciones de la Patrulla Fronteriza han creado un clima de temor y ansiedad para muchas personas que viven en la Península Olímpica. Todos los residentes de esta demanda son ciudadanos estadounidenses a los que les preocupa que puedan ser detenidos e interrogados sin razón mientras conducen o viajan en autos", dijo Sarah Dunne, directora legal de la ACLU.

La demanda indica que las paradas de tránsito efectuadas por agentes de la Patrulla Fronteriza violan la cuarta enmienda constitucional y exceden los poderes legales de la agencia. La querella pide que la corte emita un interdicto para esas paradas hasta que los agentes reciban capacitación sobre lo que constituye una sospecha razonable. La demanda busca ser tratada como colectiva.

Un mensaje enviado por correo electrónico a la Patrulla Fronteriza no fue respondido de inmediato.

_____

Manuel Valdés está en Twitter como: https://twitter.com/ByManuelValdes