Las autoridades de investigación policial ofrecieron una recompensa de 3.000 dólares a quienes brinden información sobre el paradero de una mujer estadounidense desaparecida desde fines de noviembre en la provincia de Bocas del Toro, en el Caribe panameño.

El subdirector de la Dirección de Investigación Policial, Alexis Muñoz, informó el miércoles a The Associated Press sobre la recompensa y del primer operativo de búsqueda con la participación de los familiares de la desaparecida, identificada como Yvonne Baldelli, de 42 años, oriunda de California.

Añadió que se está en la etapa de investigación y búsqueda.

La oficina de seguridad de la embajada de Estados Unidos en Panamá está colaborando en la búsqueda, agregó. La AP envió un correo a la sección de información y prensa de la sede diplomática para conocer su versión pero no obtuvo respuesta de inmediato.

Baldelli llegó a Panamá con su novio, identificado por la policía como Brian Brimager, en septiembre y se desplazaron a Bocas del Toro, una provincia formada por pequeñas islas que anualmente atrae a miles de turistas, muchos de ellos estadounidenses.

Muñoz dijo que la última vez que se vio a la pareja fue el 26 de noviembre en el hostal El Sapo en isla Carenero y que recién el 27 de enero la familia de Baldelli informó a las autoridades panameñas sobre su desaparición.

La hermana por parte de padre de la desaparecida, Michelle Faust, aseguró por teléfono a la AP desde isla Carenero, donde se realizó la búsqueda, que desde comienzos de enero enviaron correos electrónicos e hicieron llamadas telefónicas a la embajada de Estados Unidos y las autoridades panameñas al no saber de Baldelli.

Ante una pregunta sobre por qué no fue hasta enero en que acudieron ante las autoridades, respondió que "la verdad es que ella es una adulta, (aunque) nos parecía bien raro que no había llamado. Pero también estábamos en los Estados Unidos y (no sabíamos) cómo podemos reportar una persona perdida en otro país".

Explicó que no acudieron a los medios porque "estábamos esperando que las autoridades buscaran e hicieron bien (en no dar información al respecto). Pero ya han buscado bastante y lo que queremos es ayuda y apoyo de alguien que sepa algo. Ahora vamos a la prensa porque estamos buscando apoyo".

De acuerdo con Muñoz, el novio de Baldelli regresó a Estados Unidos en diciembre.

Faust aseguró que una hermana suya habló con el novio, pero dijo que no tenía información "de primera mano" sobre cuándo fue ese contacto y qué hablaron.

"Realmente no puedo decir nada del novio porque no lo conozco. Tengo una hermana que habló con él... pero no tenemos información", subrayó.

Admitió que temen por la suerte de Baldelli.

"Después de tantos meses de... perdida es una cosa que causa temor; estamos muy adoloridos y estamos tratando de buscarla de la manera que podemos", afirmó. "No sabemos lo que pasó, por eso estamos pidiendo a las autoridades y al pueblo que nos ayuden porque después de tanto tiempo cualquiera familia tendría miedo".

Dijo que Baldelli era se dedicaba a la costura y el diseño de ropa y que trabajó como vendedora de cosméticos.

"Vino a Panamá para quedarse largo tiempo con la idea de vender ropa de baño a los turistas en la playa", aseguró.

Faust señaló en una entrevista más temprano que también buscan algún rastro de la mascota de Baldelli, una perra que llevaba a todas partes, y que se activó la página de Facebook http://www.facebook.com/FindYvonneBaldelli para informar y recabar información sobre el caso de su hermana.

De acuerdo con las autoridades, Baldelli y su novio se hospedaron dos meses en el hostal El Sapo, que ganó notoriedad a mediados de 2010 por ser propiedad de Cheryl Lynn Hughes, una de varios estadounidenses asesinados en Bocas del Toro supuestamente por William Dathan Holbert, conocido como "Wild Bill" (Salvaje Bill).

Holbert, de nacionalidad estadounidense, admitió haber matado al menos a cinco personas y actualmente está bajo juicio.

__

Juan Zamorano está en Twitter como www.twitter.com/Juan_Zamorano