El Departamento de Estado puso en duda un informe del Pentágono acerca de que tres infantes de Marina y un empleado de la embajada estadounidense en Brasil fueron disciplinados por arrojar a una prostituta de un vehículo en movimiento en diciembre del año pasado en Brasilia.

La dependencia dijo el miércoles que en realidad la mujer trató de abrir la puerta para subir al techo del auto. La portavoz Victoria Nuland dijo que la mujer cayó y resultó herida. Agregó que no se levantaron cargos contra los estadounidenses, pero que todos han salido de Brasil.

El secretario de Defensa, Leon Panetta, dijo el martes que la mujer fue arrojada del auto y que dos de los tres marines fueron degradados.

Nuland afirmó que el Departamento de Estado tiene una política de tolerancia cero respecto a la prostitución, pero no dijo si el empleado de la embajada violó las reglas o si fue disciplinado.