El jefe del comando militar de Israel afirmó que no cree que Irán opte por fabricar armas nucleares y que las sanciones diplomáticas y económicas logran su objetivo de poner presión en la República Islámica.

Las declaraciones del jefe del comando militar, el general Benny Gantz, que fueron publicadas el miércoles en el diario israelí Haaretz, contrastan con las del primer ministro Benjamin Netanyahu.

Netanyahu dijo el martes a la cadena de televisión CNN que aunque las sanciones están afectando a Irán, éstas no están persuadiendo a los líderes del país a deponer su ambiciones nucleares.

Los principales funcionarios israelíes tienen similar acceso a las información de inteligencia pero a menudo difieran en sus apreciaciones.

Las sanciones internacionales tratan de presionar a Irán a que no desarrolle armas nucleares. Sin embargo, Israel teme que una nuclear Irán puedan amenazar al estado judío. Irán niega que intente fabricar armas.