El prometido de Britney Spears recibió la aprobación de un juez para que junto con el padre de la cantante sea su tutor y ayude a administrar los asuntos personales de la estrella pop.

Un juez en Los Angeles aprobó el miércoles la solicitud presentada por Spears y su abogado designado por la corte para que Jason Trawick se incluyera como tutor.

El prometido ayudará al padre de Spears, Jamie, a controlar varias de las decisiones que afectan la vida personal de la cantante pero no podrá hacerse cargo de sus bienes.

Trawick ha trabajado como agente de Spears, y los dos se comprometieron el año pasado.

La cantante, de 30 años, sigue bajo una tutela ordenada por una corte que ha estado en vigor desde hace más de cuatro años tras una serie de incidentes escandalosos de comportamiento errático y su desastroso divorcio.

Spears no asistió a la audiencia del miércoles y la mayor parte del caso permaneció sin ser revelado al público.