El gobierno haitiano comenzó a registrar a cientos de veteranos para que puedan cobrar salarios retroactivos y pensiones.

Los ex soldados hicieron fila en la antigua academia militar para poder recibir los pagos. La fuerza armada nacional fue disuelta en 1995 debido a su conducta abusiva.

Los veteranos recibirán un cheque por entre 1.625 y 1.750 dólares, según sus años de servicio y rango.

El esfuerzo está dirigido a apaciguar a ex soldados que han alegado por años que se les deben 15 millones de dólares en salarios no pagados y pensiones.

Pero una fuerza subversiva que ha demandado que se reconstruya el ejército boicoteó el miércoles el registro. Los líderes del grupo armado quieren que se les designe a una fuerza interina hasta que el presidente Michel Martelly reconstituya oficialmente al ejército.