El aspirante a la candidatura presidencial republicana Newt Gingrich comenzó a dar los primeros pasos para renunciar a la contienda el martes próximo y manifestar su respaldo a Mitt Romney, dijo uno de sus asesores.

Gingrich tuvo una conversación amistosa con Romney el miércoles y comenzó a planear un acto donde podría manifestar su apoyo al posible abanderado republicano, dijo R.C Hammond, vocero de Gingrich. Ambos acordaron trabajar juntos para unir a los conservadores contra el presidente Barack Obama.

"Está claro que Romney es el nominado y el objetivo debe ser derrotar a Obama y no a nosotros mismos", dijo Gingrich durante un acto proselitista en Kings Mountain, Carolina del Norte, un día después de que Romney afianzó la nominación al ganar elecciones primarias en cinco estados.

Gingrich había depositado sus esperanzas en un buen resultado en las primarias realizadas la víspera en Delaware, pero no lo consiguió.

En los días recientes, había indicado que su campaña estaba por llegar al final. Su decisión de poner fin a la búsqueda de la postulación llegaría en un momento en que Romney parece tener amarrada la candidatura.

Gingrich también habló por teléfono con el presidente del Comité Nacional Republicano, Reince Priebus, y simpatizantes como el gobernador de Texas Rick Perry, en estados donde habrá elecciones primarias para informarles de la decisión que estuvo insinuando durante días.

Gingrich estuvo bajo presión desde hace algún tiempo para que dejara la contienda y despejara el camino a Romney.

"Llega un punto en el que debes ser honesto sobre lo que sucede en el mundo real y que es diferente a como te hubiera gustado que sucediera", dijo a sus partidarios en un restaurante de Charlotte, Carolina del Norte.

___

Los periodistas de The Associated Press Douglass K. Daniel en Washington, Beth Fouhy en Nueva York, Ben Feller a bordo del Air Force One, Brian Bakst en Minnesota y Mitch Weiss en Carolina del Norte, colaboraron con este despacho.