La prensa rusa, que nunca esconde su alegría en las victorias del equipo del magnate Román Abramóvich, culpa hoy al propio Barcelona de su derrota ante el Chelsea en las semifinales de la Liga de Campeones.

"El trono se tambaleó, el rey sintió una sacudida como si se tratara de un terremoto. Y se derrumbó", arranca su crónica el diario "Sovetsky Sport".

El cronista de ese periódico comenta que "el Barça no parecía él mismo" y que nunca había visto al equipo catalán "tan nervioso" como la víspera, y lo relaciona con la falta de frescura física debido a la reciente acumulación de partidos cruciales.

"Sovetsky Sport" destaca la inseguridad de Messi, el rendimiento por debajo de lo esperado de Cesc y Alexis, y la falta de madurez de Cuenca y Tello.

A su vez, el diario "Sport-Express" titula "El Chelsea vino a morir y el que murió fue el Barça", y destaca que el técnico catalán, Pep Guardiola, fue ambicioso al poner de inicio a 3 defensas, 3 centrocampistas y 4 delanteros.

"Pero muy pronto todas esas invenciones tácticas se vinieron abajo. Valdés con su granítico muslo colisionó con la cabeza de Piqué", apunta el artículo.

Cuanto Andrés Iniesta marcó el segundo gol a pase de Messi, "Adiós Chelsea, pensó en ese momento el mundo del fútbol", apunta.

Pero pocos minutos después llegó el gol de Ramírez y de nuevo "Hola, Chelsea", que jugará su segunda final de la Liga de Campeones, tras la que perdió en mayo de 2008 ante el Manchester United en Moscú.

Síguenos en twitter.com/foxnewslatino
Agréganos en facebook.com/foxnewslatino