Un astronauta estadounidense que va rumbo a la Estación Espacial Internacional eligió el miércoles al oso "Smokey" como la mascota de la tripulación.

Joseph Acaba, astronauta de la NASA, espera que Smokey, la mascota del Servicio Forestal de Estados Unidos, ayude a concientizar a la gente sobre los peligros que representan los incendios forestales.

Agregó que Smokey "hace que la gente esté consciente de los incendios provocados por humanos y qué tan importante es el medioambiente".

Acaba y sus compañeros rusos Gennady Padalka y Sergei Revin viajarán rumbo a la estación espacial el 15 de mayo desde el cosmódromo ruso de Baikonur, en Kazajistán.

La jubilación de la flota espacial estadounidense dejó a la nave rusa Soyuz como el único medio para llevar a los astronautas a la base sideral.

Acaba dijo que la nave Soyuz "tiene un gran historial de fiabilidad".

"Por supuesto que el aterrizaje será un poco diferente de lo que estamos acostumbrados en el Discovery, pero pienso que estamos mentalmente preparados para eso", dijo Acaba en una conferencia de prensa en el centro de entrenamiento de cosmonautas en la Ciudad Estelar, a las afueras de Moscú, antes de partir rumbo a Baikonur.

Varias empresas estadounidenses privadas están compitiendo por el derecho a poner a astronautas en órbita. Una de ellas, Space Exploration Technologies (SpaceX), está a punto de lanzar el primer vuelo comercial a la Estación Espacial Internacional. La sonda Dragon despegará en mayo sobre el cohete Falcon desde Cabo Cañaveral y llevará equipo como ropa, alimentos, instrumental científico y sistemas informáticos.

La cápsula está diseñada para regresar a la Tierra también con una carga, algo que no pueden hacer otras naves de Rusia, Europa o Japón que han visitado la estación espacial. La NASA quiere ahorrar dinero trayendo de vuelta todo el equipo que pueda ser renovado y que pueda lanzarse otra vez al espacio.