El satélite que Ecuador pondrá en órbita en septiembre desde Rusia tendrá la misión de ayudar a catalogar con precisión la basura espacial cercana a la tierra.

"Esta misión convertirá al NEE-01 Pegaso en el primer guardián orbital conectado directamente a internet, transmitiendo vídeo en tiempo real desde la órbita terrestre y accesible al público", dijo el miércoles en un comunicado la Agencia Espacial Civil Ecuatoriana.

Destacó que mediante convenios de cooperación, la Agencia distribuirá la señal de vídeo del satélite a nivel mundial a organizaciones que estén realizando investigación en el campo de monitoreo de objetos cercanos a la tierra o que tengan un programa establecido para dicha tarea.

Señaló que este satélite "entrará en órbita a un altura de 600 kilómetros y será lanzado al espacio a bordo de un cohete ruso operado por la empresa Kosmotras, desde el cosmódromo de Yasny el 29 de septiembre de 2012.

Ese satélite fue construido enteramente en Ecuador, donde fue presentado en abril del 2011.

Añadió que además de esto, el NEE-01 Pegaso está programado para la observación infrarroja de la Antártida en tiempo real.