Dos ex presidentes de la Asociación China de Fútbol figuran entre ocho dirigentes y futbolistas enjuiciados por soborno en una ofensiva para sanear el deporte.

Tribunales en la provincia nororiental de Liaoning empezaron el miércoles a oír los casos de Xie Yalong y su sucesor, Nan Yong. Se acusa a Xie de recibir 273.000 dólares en sobornos por parte de fabricantes de equipo deportivo, clubes profesionales y un ex director técnico de la selección nacional. Nan es acusado de recibir por lo menos 160.000 dólares.

Otros enjuiciados incluyen al ex técnico de la selección, Wei Shaohui, el ex director de los árbitros Li Dongsheng, y cuatro ex jugadores de la selección.

Los abogados de Xie buscaron anular la confesión de Xie aduciendo que había sido obtenida mediante tortura. Uno de ellos, Jin Xiaoguang, dijo al portal del Diario del Pueblo que su defendido confesó delitos que no cometió "porque quería mantenerse vivo".

Desde hace tiempo, el fútbol chino se ha visto empañado por sobornos a directores técnicos, jugadores y dirigentes por parte de organizaciones de apuestas.