TEXAS- Las autoridades de El Paso exigen más información sobre la supuesta amenaza a la seguridad que llevó a la Universidad de Texas a cancelar una pelea del mexicano Julio César Chávez hijo en el Sun Bowl.

La administradora municipal Joyce Wilson dijo el miércoles que quiere que el canciller universitario Francisco Cigarroa presente pruebas sobre la situación de seguridad sobre la pelea prevista originalmente para el 16 de junio entre el mexicano Chávez, campeón mundial mediano del CMB, y el irlandés Andy Lee.

En una declaración el martes, la universidad dijo que el combate planteaba un riesgo "superior a lo normal" y que el estadio "no sería un escenario adecuado".

Las autoridades municipales se quejan desde hace tiempo que El Paso es caracterizado injustamente como zona de guerra debido a la violencia de los narcotraficantes al otro lado de la frontera en México. En cuanto a las estadísticas sobre delitos violentos, figura entre las ciudades estadounidenses más seguras.