Un narcotraficante colombiano fue sentenciado el miércoles por un juez neoyorquino a 40 años de cárcel y a pagar cinco millones de dólares por traficar cocaína junto al cartel del Norte del Valle, del país sudamericano.

Carlos Arturo Patiño Restrepo, de 48 años y conocido como "Patemuro", fue acusado de organizar envíos de toneladas de cocaína desde Latinoamérica a Estados Unidos durante la década de 1990 hasta poco antes de su arresto en Colombia en 2007, anunció la fiscalía del distrito este de Nueva York.

Patiño controlaba la zona cerca de Viterbo, en el departamento de Caldas, en Colombia, a través de sobornos a la policía y alianzas con grupos paramilitares como las Autodefensas Unidas de Colombia y con las guerrilleras Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia

El acusado pagaba a los paramilitares para que protegieran los laboratorios donde se procesaba la cocaína y las rutas por las que se transportaban los narcóticos fuera del país, señaló la fiscalía. La sentencia fue dictada por el juez Leonard Wexler, de la corte federal de Central Islip, en Nueva York.

Patiño y el cartel del Norte del valle transportaban la cocaína desde Colombia a través de América Central y México, antes de introducirla a Estados Unidos por la frontera. Patiño llegó a participar en actos de violencia y asesinatos para expandir su negocio, señaló la fiscalía.

"Patiño dirigía su imperio de cocaína con mano de hierro, usando una organización terrorista para obtener protección y matando a aquellos que se interpusieran en su camino", dijo en un comunicado Loretta Lynch, fiscal general del distrito este de Nueva York.

Un jurado federal acusó el 5 de abril a Patiño de posesión, importación y distribución de drogas.