La primera ministra Julia Gillard dijo el martes que es una "vergüenza" el dicho de la oposición de que ella minimiza el acoso sexual por autorizar el regreso del ex presidente del parlamento pese a la denuncia de que éste hostigó a un ex colaborador.

El presidente de la Cámara de Representantes, Peter Slipper, dejó su cargo temporalmente el domingo mientras la policía investiga la denuncia de un ex colaborador de que hizo mal uso de vales para pagos de taxi. El mismo empleado demandó a Slipper por presunto acoso sexual.

Sin embargo, Gillard ratificó el martes su decisión de aceptar la reinstalación de Slipper una vez que éste supere los cargos penales aun cuando continúen pendientes los cargos civiles en su contra.