El defensor Gerard Piqué, del Barcelona, estará inactivo durante por lo menos una semana después de lesionarse en el partido de vuelta contra Chelsea por las semifinales de la Liga de Campeones.

El club informó que Piqué ha mejorado y que fue dado de alta el miércoles de un hospital local donde fue llevado por una conmoción cerebral y donde pasó la noche. El campeón español evaluará su condición después de una semana para decidir entonces su reaparición.

Piqué abandonó el campo el martes a los 25 minutos, nueve minutos después de chocar con su compañero Víctor Valdés cuando los dos corrieron a despejar una pelota ante la llegada del delantero rival Didier Drogba.

Piqué se llevó la peor parte al recibir un golpe en la cabeza. El central se quedó inmóvil durante unos instantes después del choque y poco después se levantó y siguió jugando unos minutos hasta ser sustituido.