Periodistas exigieron el martes al gobierno del presidente Ricardo Martinelli que respete la profesión y rechazaron procesos judiciales que consideran una amenaza a la libertad de expresión.

Vestidos de negro y algunos levantando pancartas en que se leía "Si nos callan, te callan", cerca de un millar de comunicadores, estudiantes y políticos opositores al gobierno, caminaron por una céntrica calle comercial hasta cerca de la Presidencia.

"La marcha tiene el objetivo de exigir respeto por la dignidad de todos los periodistas panameños, después de dos años que han sido muy difíciles para el periodismo nacional", dijo a The Associated Press la presidenta del Colegio de Periodistas, Grisel Bethancourt. "Se ha vivido una situación tensa con este gobierno".

Detalló que el colegio aglutina a más de 600 periodistas a nivel nacional.

El mandatario recibió a los dirigentes del gremio al final de la marcha.

"La reunión fue altamente positiva", aseguró telefónicamente a la AP el secretario de Comunicación de la Presidencia, Luis Eduardo Camacho. "Como gobierno mantenemos y reiteramos nuestro compromiso con la libertad de información y con el libre ejercicio del periodismo".

Sin embargo, el portavoz presidencial también pidió respeto a la prensa.

La protesta se produjo luego de un reciente incidente entre Martinelli y un periodista de la televisión local durante una rueda de prensa convocada por el gobierno para rechazar supuestos sobornos de parte de un empresario italiano, arrestado recientemente.

Ante un cuestionamiento, el mandatario mencionó al periodista un problema personal y de salud que había padecido, lo que los gremios periodísticos calificaron como una humillación al comunicador.

Martinelli admitió la noche del lunes que no debió reaccionar de esa manera y ofreció una disculpa.

Los manifestantes también protestaron por el proceso judicial por calumnia e injuria que se le sigue a tres periodistas del canal 2 o TVN por informar sobre un supuesto caso de corrupción en el que se vio involucrado un miembro de la Policía Nacional.

"Están siendo llevados (en alusión a los periodistas) a juicio como si hubiesen cometido un delito; eso es aberrante a estas alturas de la vida", se quejó el director de noticias de TVN, Guido Rodríguez.

En Panamá, la calumnia e injuria es considerado un delito por las leyes penales y se castiga con multas.