Un proyecto de ley, que podría permitir en Colorado a que los estudiantes inmigrantes que viven ilegalmente en el país asistan a la universidad con cuotas reducidas, ha comenzado a avanzar en la Cámara de Representantes local.

La iniciativa fue remitida a otra comisión de la Cámara de Representantes después de que la aprobara el lunes la Comisión Educativa.

La medida podría enfrentar después mayor oposición en la Cámara de Representantes, a la que encabezan los republicanos, donde otra similar fracasó en 2011.

La propuesta permitiría a los estudiantes sin permiso para vivir en el país, una vez que se gradúen de las secundarias en Colorado, asistan a la universidad con cuotas inferiores a las de otros estados pero ligeramente superiores a las locales.

Los estudiantes deben firmar una declaración jurada en la que afirmen que buscan legalizar su situación migratoria.

El proyecto de ley fue aprobado en el Senado local al que encabezan los demócratas.

Esta es la sexta ocasión en que legisladores de Colorado han sometido a debate un propuesta de este tipo.

Trece estados — como Texas, California, Illinois y Connecticut — han aprobado legislaciones que permiten la enseñanza a los estudiantes inmigrantes con cuotas locales, según la Conferencia Nacional de Legislaturas Estatales.

De acuerdo a la iniciativa de este año, no se concederían la cuota estatal que incluye subsidio a los estudiantes en Colorado que sean inmigrantes sin permiso para estar en el país.

Por ejemplo, un estudiante en esta condición que pretenda asistir a la Universidad de Colorado en Boulder tendría que pagar 9.500 dólares al año, en comparación con los 7.700 para los residentes de Colorado y 28.850 dólares para los que no sean residentes en el estado.

La propuesta permite a colegios y universidades decidir no participar. Sin embargo, diversas partes han expresado apoyo a la misma, como la Universidad de Colorado, la Universidad estatal de Colorado y el sistema estatal de colegios comunitarios.