El presidente mexicano Felipe Calderón le notificó el martes al presidente del Banco Mundial que lo condecorará durante la cumbre presidencial del G20 en Cancún.

Homenajeará a Robert Zoellick por su "desempeño a lo largo de su carrera en la administración pública estadounidense para impulsar la construcción de una relación respetuosa, de cooperación y de amistad entre México y Estados Unidos", según un comunicado emitido por el despacho presidencial mexicano.

Zoellick completa este año su quinquenio al frente de la entidad multilateral.

Calderón inició su segundo día en la capital estadounidense pronunciando un discurso en la Cámara de Comercio. Tenía planeado también sostener una reunión con legisladores federales estadounidenses de ambos partidos pertenecientes al Caucus Hispano, a la Conferencia Hispana y al Grupo de Amistad México-Estados Unidos.

El miércoles, el presidente mexicano prevé trasladarse a Houston para participar en una reunión convocada por la Greater Houston Partnership, se reunirá con la alcaldesa Annise Parker, y con miembros de la comunidad mexicana, que en esa región asciende a las 600.000 personas de origen o ascendencia mexicana.

En la víspera, Calderón reclamó en un discurso a Estados Unidos su falta de liderazgo en América Latina y le advirtió sobre un creciente sentimiento antiestadounidense en la región, en términos inusualmente críticos para su principal aliado comercial y de seguridad.