Argentina propuso a Gran Bretaña el establecimiento de vuelos regulares directos de la aerolínea de bandera desde territorio continental a las islas Malvinas, bajo dominio británico y cuya soberanía se disputan ambos países.

La embajadora argentina ante el Reino Unido, Alicia Castro, hizo la propuesta en una nota dirigida al ministro de Relaciones Exteriores británico William Hague que presentó en una reunión mantenida con el ministro de Estado de la cancillería británica, Jeremy Browne, informó el martes la cancillería argentina.

Esta última señaló que ambos funcionarios "abordaron una amplia agenda de temas con el objetivo de identificar áreas de interés común".

"Con relación a los servicios aéreos, la propuesta argentina se orienta a revisar la situación actual y al establecimiento de servicios regulares directos entre la Argentina continental y las islas Malvinas operados por Aerolíneas Argentinas. Esta es una oportunidad para mejorar las comunicaciones y la calidad de vida de los habitantes de las islas", dijo Castro.

En marzo, la presidenta Cristina Fernández anunció la intención de acordar con Gran Bretaña la programación de tres vuelos semanales operados por la aerolínea de bandera con salidas desde el aeropuerto de Buenos Aires hacia el archipiélago situado en el Atlántico sur, que los británicos denominan Falklands.

En la actualidad la compañía chilena Lan une semanalmente la localidad de Punta Arenas, en el sur de Chile, con Malvinas, con una escala mensual en la ciudad argentina de Río Gallegos, de acuerdo con un convenio firmado por Argentina y el Reino Unido en 1999. Se desconoce si, de prosperar la iniciativa argentina, este trayecto seguiría vigente.

El gobierno de las islas dijo sobre la propuesta de la mandataria que antes de cualquier arreglo con Aerolíneas Argentinas, Argentina debía reabrir su espacio aéreo para que otros vuelos puedan ir y venir a las islas. Los vuelos privados entre Chile y las Malvinas representaban un importante flujo de ingresos para el gobierno isleño antes de que Argentina cerrara su espacio aéreo.

Además, la embajadora Castro presentó otra nota dirigida a Hague sobre la conservación de recursos pesqueros en el Atlántico Sur.

"Teniendo presente la importancia que reviste la conservación de los recursos pesqueros del Atlántico Sur, el gobierno argentino propone reiniciar negociaciones con el propósito de revisar el mandato de la Comisión de Pesca del Atlántico Sur", dijo la cancillería.

Por otro lado, el gobierno argentino reiteró su determinación para resolver la disputa de soberanía de las islas "sólo por medios pacíficos y diplomáticos" y confió en que el gobierno británico "se avenga a cumplir las numerosas resoluciones de Naciones Unidas sobre esta cuestión".

Argentina y el Reino Unido se trenzaron en una escalada diplomática en los últimos meses con motivo de la conmemoración el 2 de abril pasado del trigésimo aniversario de la guerra que libraron por las Malvinas, en la que la nación sudamericana, que reclama desde 1833 la devolución de las islas, resultó derrotada.