Cuatro presos políticos durante el régimen de Francisco Franco en España (1939-1975) declararon el lunes ante la jueza argentina que tiene a su cargo la investigación de los crímenes de lesa humanidad cometidos en ese país.

José María Galante, Sabin Arana, Josu Ibargutxi y Manolo Blanco se presentaron en los tribunales de Buenos Aires y denunciaron ante la jueza federal María Servini de Cubría que fueron detenidos en forma ilegal y sufrieron torturas durante el franquismo. Sus edades no fueron conocidas de inmediato.

Familiares de víctimas y sobrevivientes promovieron esta causa judicial en Argentina puesto que en España rige desde 1977 una ley de amnistía que impide la investigación de esos delitos.

"Los presos del franquismo seguimos sin existir, sin que a nuestros verdugos se les pueda pedir responsabilidades porque la judicatura española es impresentable, pasó de la dictadura a la democracia intacta", explicó Galante en diálogo con la agencia estatal Télam.

Los cuatro denunciantes, de la agrupación "La Comuna", también le presentaron a Servini de Cubría un listado con las identidades de jueces, miembros de las fuerzas de seguridad y funcionarios de prisiones señalados como supuestos responsables de los crímenes de lesa humanidad.

La magistrada tiene previsto viajar a España a mediados de año para tomar declaración a sobrevivientes y recorrer cárceles y sitios en los que, según los denunciantes, se produjeron fusilamientos.