El manifestante que interrumpió una carrera de botes entre las universidades de Oxford y Cambridge no podrá acercarse a la ruta del relevo de la antorcha olímpica.

Trenton Oldfield saltó al río Támesis y nadó hasta la ruta de los remeros en la carrera del 7 de abril.

El australiano, que protestaba contra el elitismo y los privilegios, se allanó el lunes a un cargo de desorden público en el tribunal de Londres. Salió libre bajo fianza hasta su próxima audiencia el 23 de mayo.

Las condiciones de su libertad señalan que no puede acercarse a 100 metros de las carreteras en las que se realizará el relevo de 13.000 kilómetros de la antorcha en Gran Bretaña e Irlanda.

El relevo comienza el 19 de mayo en Land's End.