Los altos precios de los energéticos y una economía que se recupera lentamente empeoraron las finanzas del Seguridad Social de Estados Unidos, acortando en tres años la vida de los fondos fiduciarios que apuntalan el programa, informó el gobierno el lunes.

Los fideicomisarios que supervisan el programa dicen que los fideicomisos están camino a agotarse en 2033. Las finanzas del programa gubernamental de asistencia médica para los ancianos Medicare se han estabilizado, pero aún se proyecta que el fondo para el seguro hospitalario del programa se agote en 2024.

El Congreso promulgó un recorte de 2% en Medicare el año pasado, que es la principal razón por la cual la fecha en que expira el fondo fiduciario no avanza.

Si los fondos de Seguridad Social y Medicare se agotan, ambos programas recabarían en impuestos sobre nómina sólo dinero suficiente para cubrir prestaciones parciales.

Los fideicomisarios dijeron en su reporte anual que el Congreso debe abordar los problemas de los programas tan pronto como sea posible, pero no se prevé que haya acción alguna antes de las elecciones de noviembre.

"Los legisladores no deben aplazar la solución a los desafíos financieros de largo plazo que enfrentan Medicare y el Seguro Social", escribieron los supervisores de los fondos.

"Si actúan ahora y no después, habrá más opciones y tiempo para hacer cambios en fases para que el público tenga tiempo adecuado para prepararse".

Las finanzas del Seguro Social empeoraron en parte porque los altos precios de la energía presionaron los salarios, una tendencia que continuará, según los fideicomisarios.

Los fideicomisarios esperan que los empleados trabajen menos horas de lo proyectado anteriormente, incluso después de que se recupere la economía.

El ajuste en el costo de vida de este año también fue mayor a lo esperado. Esto fue una buena noticia para los adultos, quienes vieron que sus prestaciones aumentaron 3,6%, aunque extrajo más recursos de la Seguridad Social. Los fideicomisarios calculan un ajuste de 1,8% el próximo año, aunque la cifra real se fijará hasta octubre.

El Seguro Social subvenciona a jubilados e incapacitados. Se calcula que en 2035 se agotarán los recursos del fondo para jubilados y en 2016 el de los incapacitados.