Brasil, que pese a ser una potencia en el fútbol nunca ha conquistado la medalla olímpica de oro en este deporte, buscará conseguirla en Londres, donde comenzará su participación contra Egipto, mientras que México debutará enfrentando a Corea del Sur, de acuerdo con los resultados del sorteo realizado el martes.

Brasil jugará el 26 de julio su primer partido del torneo olímpico de fútbol contra los egipcios en el estadio Millennium de Cardiff, en el día previo a la inauguración oficial de los Juegos Olímpicos de Londres 2012. Ese mismo día, la selección mexicana se mide a la surcoreana.

El Grupo C, donde figura Brasil, se completa con Bielorrusia y Nueva Zelanda.

México, que quedó en el Grupo B, se medirá a Gabón el 29 de julio y a Suiza el 1 de agosto.

Además de Brasil y México, los cabezas de serie de las distintas llaves eran España y Gran Bretaña.

Los españoles se ubicaron en el Grupo D, donde jugarán contra Honduras, Japón y Marruecos.

Gran Bretaña, que tendrá un equipo de fútbol en los Olímpicos por primera vez desde 1960, debutará contra Senegal, también el 26 de julio, en un partido que se realizará en el Old Trafford, y que corresponde al Grupo A. Los anfitriones, que incluirían a David Beckham en su plantel, también se medirán contra Emiratos Arabes Unidos el 29 de julio y a Uruguay el 1 de agosto.

Escocia, Gales e Irlanda del Norte no querían perder la posibilidad de tener selecciones respectivas en los torneos de la FIFA, lo que había impedido presentar a un equipo unificado de Gran Bretaña desde Roma 1960. La FIFA ha asegurado a las federaciones que su condición no será afectada por la participación como Gran Bretaña en la competición olímpica de 16 equipos.

"Quizás no haya otra selección de fútbol de Gran Bretaña en toda nuestra vida", dijo el técnico Stuart Pearce. "Esta podría ser la única ocasión".