La economía española cayó el 0,4 % en el primer trimestre de 2012 respecto a los últimos tres meses de 2011, lo que confirma la vuelta a la recesión tras registrarse dos trimestres consecutivos de contracción, de acuerdo con los datos publicados hoy por el Banco de España.

La caída del primer trimestre es una décima superior a la registrada en los últimos tres meses de 2011.

En comparación con el primer trimestre de 2011, el PIB retrocedió el 0,5 % tras siete trimestres de subidas interanuales.

El empleo siguió cayendo, aunque de forma "ligeramente menos acusada" que en el cuarto trimestre de 2011, con un descenso interanual cercano al 4 %, lo que ha situado el desempleo alrededor del 24 %, según la estimación del Banco de España.

En su último boletín económico, la entidad señala que el consumo de los hogares continuó mostrando entre enero y marzo "una notable debilidad", al caer el 0,4 %, lo que achaca al deterioro del mercado de trabajo, la caída de la riqueza de las familias, la entrada en vigor de la subida del IRPF y el clima de mayor incertidumbre.

El gasto de las administraciones públicas siguió bajando durante los tres primeros meses, tanto en inversión como en consumo, por el efecto del ajuste fiscal para reducir el déficit.

La contribución negativa del consumo y la inversión provocó que la demanda interna disminuyera el 0,9 % en términos trimestrales.

Por su parte, el sector exterior mantuvo su contribución positiva al PIB, aunque fue algo menor a la del trimestre precedente, ya que pasó de 0,9 a 0,6 puntos porcentuales, lo que se debió a un "ligero retroceso" de las exportaciones.

Según el Banco de España, las ventas al exterior crecieron a un ritmo del 3 %, la mitad del observado a finales de 2011, en un contexto de desaceleración de los mercados mundiales y a pesar de la ganancia de competitividad en precio de los productos españoles.

Síguenos en twitter.com/foxnewslatino

Agréganos en facebook.com/foxnewslatino