Un ex militar dominicano vinculado con el principal partido de oposición compareció el lunes ante la fiscalía de Santo Domingo para responder por las denuncias que lo vinculan con un supuesto plan para desestabilizar al gobierno del presidente haitiano Michel Martelly.

El coronel en retiro Pedro Julio Goico se negó a ofrecer declaraciones sobre su encuentro con la fiscal Yenny Reynoso, designada por la procuraduría general para investigar la supuesta trama.

Reynoso citó a Goico para interrogarlo sobre una conversación telefónica en la que el ex militar habla con un ciudadano haitiano de nombre Pierre-Edouard Kanzki sobre la presunta campaña contra Martelly.

Ramón Pina Acevedo, quien encabeza al equipo de abogados de Goico, rechazó ofrecer detalles del interrogatorio y de la postura de su cliente frente a la denuncia y se limitó a decir que la fiscal Reynoso no los volvió a citar.

Goico, quien se desempeña como jefe de la seguridad del ex presidente y candidato presidencial Hipólito Mejía, ha rechazado de forma reiterada responder a la denuncia de que, según dos grabaciones telefónicas, participa en la presunta campaña de descrédito.

El procurador dominicano, Radhamés Jiménez, y el ministro de justicia haitiano, Michel Brunache, presentaron el 12 de abril las dos grabaciones telefónicas en las que de forma presunta Goico instruye a Kanzki a "iniciar una campaña de descrédito" contra el presidente de Haití.

Según las grabaciones, Goico pide a Kanzki utilizar contra Martelly las recientes denuncias de que el senador oficialista dominicano Félix Bautista donó 2,5 millones de dólares a presidente haitiano a cambio de millonarios contratos para la reconstrucción de Haití.

De forma previa a la comparecencia de Gocio ante la fiscalía, sus abogados presentaron el lunes un recurso legal contra el uso de las grabaciones por parte de la procuraduría y de la fiscalía.

"La fiscalía tiene que suspender todo" sobre la investigación con Goico en espera de que el Tribunal Constitucional se pronuncie, dijeron en un documento los abogados Julio Cury y Manuel Sierra, del equipo de defensa de Goico.

Los abogados explicaron que al intervenir el teléfono de Goico, las autoridades violaron los derechos del ex militar, y por ello solicitan una indemnización y la destrucción de las grabaciones.

Reynoso explicó la semana pasada en conferencia de prensa que el teléfono de Goico había sido intervenido y sus conversaciones con Kanzki fueron grabadas por orden de un juez. No explicó, sin embargo, la razón por la cual se originó la investigación.

El ex presidente Hipólito Mejía (2000-2004), ha insistido que la denuncia contra el jefe de su seguridad es "una cortina de humo" del gobierno para desviar la atención sobre las revelaciones de que Martelly recibió dinero del senador Bautista, uno de los más cercanos colaboradores del presidente Leonel Fernández.