Los 17 países que utilizan el euro como moneda redujeron drásticamente sus déficits fiscales a 4,15% del producto económico en 2011 respecto del 6,2% en 2010, dijo el lunes la agencia de estadísticas de la Unión Europea.

Sin embargo, la deuda soberana general en la Eurozona se elevó de 85,3 a 87,2% del Producto Interno Bruto, señaló la Eurostat. Ambas tasas exceden el nivel permisible de acuerdo a las normas de la UE.

El déficit fiscal en Irlanda, de 13,1% del PIB, fue el más elevado. Sin embargo, la Eurostat manifestó reservas sobre esa cifra, de la que 3,7 puntos porcentuales correspondía a la asistencia estatal dirigida a dos bancos nacionalizados.

Irlanda considera que los rescates bancarios no deberían incluirse en los déficits fiscales, debido a la posibilidad de recuperar parte de ese dinero. Sin la asistencia a los bancos, el déficit fiscal de Irlanda se habría ubicado en 9,4% del PIB, todavía el más abultado de la UE.