Militares de Corea del Norte prometieron el lunes poner pronto en marcha "acciones especiales" sin especificar con el objetivo de a reducir "a cenizas" en menos de cuatro minutos al gobierno conservador de Corea del Sur junto con medios de comunicación, en una escalada de las amenazas recientes.

Corea del Norte critica regularmente a Seúl y apenas la semana pasada renovó su promesa de iniciar una "guerra sagrada" al decir que el presidente surcoreano Lee Myung-bak había insultado las celebraciones del centenario del natalicio del fundador nacional Kim Il Sung el 15 de abril pasado.

Pero el comunicado militar del lunes, en el cual prometían acciones de "medios peculiares sin precedentes", era inusual al prometer algo pronto y describir un período específico de tiempo.

La amenaza se da después de una condena de Naciones Unidas al lanzamiento por parte de Corea del Norte de un cohete de largo alcance que explotó poco después de haber despegado el 13 de abril.

Washington, Seúl y otros gobiernos calificaron al lanzamiento como una tapadera para pruebas de tecnología para misiles de largo alcance. Pyongyang dijo que el lanzamiento era para poner un satélite en órbita.

Las acciones especiales del norte "reducirán a cenizas todos los grupos como ratas y las bases para las provocaciones en tres o cuatro minutos, (o) en menos tiempo, sin precedentes por medios peculiares sin precedentes y métodos de nuestro estilo", según el comunicado del grupo de acción de operaciones especiales del Comando Supremo del Ejército Popular de Corea.

Algunos analistas de Corea del Sur especularon que el objetivo de la declaración norcoreana era poner nervioso a Seúl; aunque otros dijeron que Norcorea podría estar planeando ataques terroristas.

___

Los periodistas de The Associated Press Youkyung Lee y Jiyoung Won contribuyeron con este despacho desde Seúl.