El vigía vecinal voluntario que mató a un adolescente negro desarmado depositó una fianza y salió de la cárcel en los primeros minutos del lunes hacia un lugar no precisado, aunque las autoridades podrán ubicarlo cuando quieran gracias a un aparato GPS colocado en su tobillo.

George Zimmerman, que salió de la cárcel tras el depósito de una fianza de 150.000 dólares, muy probablemente se fue a otro estado para evitar amenazas, mientras espera el comienzo de su juicio por asesinato impremeditado en la muerte de Trayvon Martin.

Aunque las autoridades pueden rastrear su posición exacta, la gente pudiera no volver a verle por un buen rato. Zimmerman renunció a su derecho a comparecer en la audiencia de instrucción de cargos el mes próximo, para poder permanecer oculto si lo desea.

Zimmerman tiene experiencia evadiendo la atención pública: Durante más de un mes antes de su arresto, eludió a la prensa y casi nadie supo de su paradero.

Su abogado ha indicado que Zimmerman tenía varias alternativas de lugares para quedarse y el juez dijo que estaba dispuesto a permitir que Zimmerman dejase el estado.

Hasta la próxima vez que comparezca ante el juez, Zimmerman no podrá disfrutar de placeres comunes, como cenar en un restaurante o dar un paseo, dijo José Báez, ex abogado de Casey Anthony. Anthony, absuelta el año pasado de asesinar a su hija de dos años, desapareció de la vista pública tras salir de la cárcel.

"El pudiera estar en libertad, pero no es libre", dijo Báez.

Cualquiera que sean los medios que use Zimmerman para ocultarse, pudiera resultarle costoso.

Zimmerman ha tiene recursos limitados. Antes de su arresto estaba trabajando en una firma de gestión de riesgos hipotecarios, pero dejó la empresa debido a la atención pública. Su esposa, Shellie, está estudiando enfermería y no trabaja.

Su abogado, Mark O'Mara, no respondió a llamadas el lunes, pero ha descartado que Zimmerman vaya a trabajar mientras está en libertad bajo fianza. O'Mara dijo en documentos en la corte que Zimmerman "no tiene bienes financieros significativos ni ahorros".

Martin, de 17 años, caminaba desarmado el 26 de febrero por la comunidad donde vive Zimmerman, cuando el vigilante de barrio le vio, llamo a la Policía y comenzó a seguirlo. Comenzó una pelea — investigadores dicen que no está claro quien la inició — y Zimmerman mató a Martin a disparos.

___

El periodista de The Associated Press Kyle Hightower contribuyó a este despacho.