Los mercados mundiales bajaron el lunes en Asia y declinaban en Europa tras el fracaso de las negociaciones presupuestarias el fin de semana en Holanda y el triunfo en la primera vuelta presidencial en Francia de un socialista que desea revertir los planes de austeridad en el país.

Las acciones europeas y los contratos a término en Estados Unidos declinaban debido al retiro de los inversionistas de activos de riesgo en medio de la difusión de estadísticas mediocres sobre el sector manufacturero en China e indicios de resistencia política a las reducciones propuestas al gasto para sacar a Europa de su crisis de la deuda.

El FTSE 100 de Gran Bretaña retrocedía 1,4% y se ubicaba en 5.690,86 y el DAX de Alemania bajaba 2% y quedaba en 6.612,49 unidades. El CAC-40 de Francia se contraía 1,2% y alcanzaba los 3.150,42 enteros.

Wall Street se enfilaba hacia una apertura en baja, debido a que los contratos a término del índice industrial Dow Jones retrocedían 0,8% y se ubicaban en 12.890 puntos y los del S&P 500 bajaban 0,8% y quedaban en 1.364,20 unidades.

Las acciones en Asia tuvieron pérdidas palpables, en especial las de China. El índice Hang Seng de Hong Kong perdió 1,8% y se ubicó en 20.624,39 enteros.

Las acciones de la parte continental de China cerraron con pérdidas. El Mercado de Empresas en Crecimiento — una bolsa alterna enfocada en compañías pequeñas e innovadoras — retrocedió más de 5% debido a la noticia de que emprenderá en mayo un sistema de exclusión.

El Indice Compuesto de Shanghai, de referencia, perdió 0,8% y quedó en 2.388,59 puntos, en tanto que el Indice Compuesto de Shenzhen bajó 1,8% y se ubicó en 944,87 unidades.

El índice Nikkei 225 de Japón tuvo altibajos antes de que cerrara con retroceso de 0,2% en 9.542,17 enteros.

El Kospi de Corea del Sur bajó 0,1% y quedó en 1.972,63 unidades, en tanto que el S&P/ASX 200 de Australia se contrajo 0,3% y terminó en 4.352,40 enteros. También cerraron a la baja los índices de referencia de Singapur, Indonesia, Tailandia y Taiwan.

___

El investigador de The Associated Press, Fu Ting, en Shanghai, contribuyó a este despacho.