El senador por la Florida, Marco Rubio, ha escuchado todas las opiniones sobre su participación como posible vicepresidente del aspirante a la presidencia por el Partido Republicano, Mitt Romney.

Rubio dice que hasta el momento, todo lo que se ha dicho sobre él como posible candidato vicepresidencial ha sido teoría. Pero ahora que el camino de Romney está allanado, Rubio dice que "sería sabio que todos los republicanos, de alguna manera, respeten ese proceso, incluso yo".

El novato legislador cubano-estadounidense dice que Romney ha tomado muy buenas decisiones en su carrera política y en los negocios, y que "él realizará una gran selección" para su compañero de fórmula.

Rubio dijo a la cadena CNN que él no volverá a abordar el asunto de la selección. Agregó que lo último que Romney necesita es tenernos en las tribunas "diciendo lo que haríamos y no haríamos".