Robin Gibb, integrante de los Bee Gees, tiene cáncer colorrectal y permanece en terapia intensiva luego de haber salido de un coma, dijo el domingo su médico.

El doctor Andrew Thillainayagam dijo que Gibb recibe tratamiento para cáncer colorrectal avanzado y que contrajo neumonía al estar débil por las sesiones de quimioterapia y tras dos cirugías.

Gibb, de 62 años, cayó en un coma la semana pasada.

Thillainayagam dijo que hace tres días le había advertido a la familia de Gibb que podría no despertar. Pero Gibb está hoy totalmente consciente y puede hablar.

Thillainayagam dijo que Gibb está "fatigado, extremadamente débil y desnutrido". El cantante respira con ayuda de una mascarilla de oxígeno y es alimentado vía intravenosa.

"Es testimonio de su extraordinaria valentía, de su férrea voluntad y de sus grandes reservas de fortaleza física que contra todo pronóstico se encuentre ahora en la condición en que está", dijo Thillainayagam en un comunicado.

Los Bee Gees — agrupación formada por los hermanos Robin, Barry y Maurice Gibb, nacidos en Gran Bretaña pero criados en Australia — tuvieron numerosos éxitos musicales, incluyendo "How Deep is Your Love" y "Stayin' Alive".