El primer ministro iraquí llegó a Teherán para dialogar con el liderazgo iraní, destacando las estrechas relaciones entre los gobiernos de ambos países.

Nouri al-Maliki se reunirá con el líder supremo iraní, el ayatolá Alí Jamenei, y con el presidente Mahmud Ahmadinejad durante su visita oficial de dos días. El gobierno de Al-Maliki, dominado por los chiíes, ha sido respaldado por Irán.

Entre los temas por tratar figura el programa nuclear de Irán. Irak organizará la próxima ronda de negociaciones nucleares entre Irán y seis potencias en Bagdad el 23 de mayo.

Al-Maliki fue recibido con todos los honores por el primer vicepresidente Mohamad Reza Rahimi en el palacio de Sadabad, en el norte de Teherán, dijo el domingo la televisión estatal.