Los peruanos piden al presidente Ollanta Humala acabar con Sendero Luminoso, luchar contra la delincuencia y ampliar la presencia de las fuerzas de seguridad en zonas donde los rebeldes actúan.

La encuesta de Ipsos-Apoyo, difundida el domingo por el diario El Comercio, arrojó que 78% pide "luchar contra el terrorismo y contra la delincuencia común". Un 91% exige "ampliar la presencia militar en la zona hasta acabar con el terrorismo".

Luego que a inicios de abril Sendero Luminoso secuestró por cinco días en la selva a 36 trabajadores del sector gasífero, los peruanos parecen revivir temores a los rebeldes por sus sanguinarios ataques ocurridos entre 1980 y 2000.

Asimismo, 72% de los encuestados cree que el secuestro a los trabajadores peruanos, pertenecientes a la empresa sueca Skanska y a la peruana Construcciones Modulares, "indica un rebrote del terrorismo".

La encuesta fue realizada entre el 18 y 20 de abril, con 1.213 personas de zonas urbanas de todo el país y posee un margen de error de 2,8 puntos porcentuales.

Humala envió en abril a miles de uniformados a la selva para combatir a un grupo de rebeldes que en los últimos 14 días derribaron un helicóptero del gobierno de Estados Unidos, mataron cuatro uniformados y desaparecieron a dos policías.

Las fuerzas de seguridad sostienen que los rebeldes obedecen al último líder fugitivo de Sendero Luminoso, Víctor Quispe, alias "camarada José", por cuya captura Estados Unidos ofrece cinco millones de dólares.

El sondeo nacional también otorga un alza de tres puntos en la popularidad de Humala durante abril en comparación con marzo. Según la encuesta el presidente tiene 56% de aprobación, 34% de desaprobación, mientras 10% no opina.

Humala es popular entre los ricos (65, mientras su aprobación cae desde enero en el sector más humilde y se ubica en (49%), en un país con un fuerte crecimiento económico pero desigual y donde 10 millones de peruanos son pobres.