El presidente del parlamento de Australia dejó el domingo su cargo temporalmente en medio de acusaciones de acoso sexual y fraude, provocando una crisis política que pondría en riesgo el débil poder que ostenta el gobierno de la primera ministra Julia Gillard.

El presidente de la Cámara de Representantes, Peter Slipper, anunció el domingo que será reemplazado temporalmente por la legisladora Anna Burke, del Partido Laborista, mientras la policía investiga acusaciones de que usó indebidamente vales para pago de taxis.

Según las normas parlamentarias, la decisión tiene un costo efectivo para el gobierno de Gillard, que tiene la mayoría por un solo escaño.

Aunque el gobierno de centro-izquierda enfrentará gran dificultad para aprobar ciertas leyes en la Cámara de Representantes, la oposición conservadora no cuenta con los 76 votos que necesitaría en la cámara de 150 escaños para destituir al gobierno.

Gillard, que ha tenido dificultades para mantener su gobierno minoritario desde las elecciones del 2010, recibió la noticia con beneplácito.

"Es correcto que el señor Slipper deje su cargo de presidente del parlamento mientras se investiga su presunta conducta ilegal", manifestó en un comunicado.

James Ashby, de 33 años, un ex empleado abiertamente gay, acusó al legislador de fraude y también ha demandado a Slipper en un tribunal federal por acoso sexual. Slipper ha negado las acusaciones.

Slipper, de 62 años, que es casado y tiene dos hijos adultos de una relación previa, desertó de las filas de la oposición en noviembre del año pasado a fin de ocupar el cargo de presidente en una movida que le dio al gobierno minoritario de Gillard un voto adicional para sumar 76 en la cámara.

Asimismo, un legislador independiente retiró su respaldo a los laboristas, dejando a Gillard con sólo la mitad de la cámara.

En vista de que el presidente del parlamento sólo puede votar para definir los casos de empate, Burke quedará al margen de la mayoría de las votaciones. Las normas estipulan que Slipper no puede votar si deja de ocupar el cargo.