El ritmo de samba invadió la lectura de miles de textos y el relato de docenas de escritores, en el marco de la 25a Feria Internacional del Libro de Bogotá.

"Es una invasión cultural, una invasión de amistad", así calificó el agregado cultural de la Embajada Brasileña en Colombia, Rodrigo Almeida, la presencia de su nación, como país invitado, en una de las más importantes ferias del libro de Latinoamérica.

El evento cultural, que se extenderá hasta el 1 de mayo, convoca anualmente más de 400.000 visitantes.

Para la directora de la Feria, Amanda De Pombo, contar con la industria editorial y las expresiones artísticas brasileñas es "una oportunidad única" para impulsar un intercambio cultural entre ese país y Colombia.

Brasil "es una potencia literaria, pero tristemente le hemos dado (los colombianos) la espalda durante muchos, muchos años", dijo De Pombo en diálogo telefónico. "Somos un país vecino, compartimos una frontera amazónica y, de repente, esa selva nos ha impedido ser más cercanos a ese país".

Uno de los impedimentos para afianzar el intercambio cultural ha sido el idioma, pues de un lado de la frontera se habla portugués y del otro, español.

En la presente edición de la feria "la literatura del Brasil está presente con 50 escritores, pero también estamos presentes con música, danza y cine", explicó Almeida.

El evento reúne a 492 expositores entre grandes editoriales y pequeñas librerías universitarias. Hay pabellones dispuestos sólo para niños y jóvenes, donde pueden hacer lectura compartida, conocer a escritores y pedirle a decenas de dibujantes que hagan caricaturas de ellos o de sus cómic preferidos.

La directora del evento destacó en la programación una charla del inglés Andrew Loog Oldham, productor de los Rolling Stone, así mismo recomendó el conservatorio con el estadounidense Jonathan Safran Foer, autor del libro "Todo está iluminado", que en 2005 fue adaptado al cine, y de "Tan fuerte, tan cerca", una historia recreada en el contexto de la tragedia del 11 de septiembre.

También participarán en lecturas los escritores colombianos Laura Restrepo y Fernando Vallejo.

Del 23 al 25 de abril habrá una rueda de negocios que espera reunir 100 compradores internacionales y agentes literarios, en su mayoría procedentes de países hispanos, para impulsar la exportación de títulos colombianos.

El reto es superar el registro del año pasado de 19,1 millones de dólares en negocios cerrados, declaró a la AP Carolina Hernández, coordinadora de transacciones de la Cámara Colombiana del Libro.

Según un estudio del Centro Regional para el Fomento del Libro en América Latina y el Caribe (CERLALC), Colombia tiene el promedio más bajo de la región en lectura de libros por año: 2,2. Chile y Argentina puntean con 5,4 y 4,6, respectivamente.