El jefe de las fuerzas armadas israelíes reconoció haber ordenado a sus mandos que aumenten las operaciones encubiertas en países enemigos.

El general de división Benny Gantz formuló el comentario en una entrevista publicada el domingo por el diario israelí Yediot Ahronot.

"Casi no puede encontrarse un momento en el que no esté ocurriendo algo en alguna parte del mundo", afirmó. "He aumentado todas esas operaciones militares".

Gantz no identificó a país alguno ni dio más detalles.

Indicó que 2012 será un año crucial en el enfrentamiento entre Israel e Irán por el programa nuclear de Teherán.

Israel y gran parte de Occidente creen que Irán está cerca de desarrollar ojivas nucleares, y el Estado judío dio a entender que podría atacar Irán si las gestiones diplomáticas y las sanciones no lograr frenar su programa nuclear.