Unos 91 policías que combaten la minería informal de oro en la selvática región Madre de Dios sufrieron fuertes dolores abdominales, vómitos y diarreas tras ingerir alimentos putrefactos.

"En total han sido 91 policías los que tuvieron un cuadro de gastroenteritis aguda diagnosticado por los especialistas en salud y vamos a mejorar sus alimentos", dijo el sábado a The Associated Press el jefe policial de la zona Héctor Dulanto.

Añadió que se estaban llevando más médicos y especialistas para tratar a los policías.

Indicó que los agentes pertenecen a Base Palmeras, un destacamento policial recientemente creado por el gobierno para combatir la minería informal de oro en el pueblo de Mazuco, región Madre de Dios, a unos 860 kilómetros al este de Lima.

"Ni el chancho (cerdo) come esa comida. Comida pasada, carne sucia, huevo y pescado pasado", dijo un policía enfermo a la radio RPP, desde la base policial, quien no dio su nombre porque dijo tener miedo a la represalia de sus superiores.

Entre los funcionarios públicos los policías son uno de los grupos con peores sueldos en Perú cuyas remuneraciones van entre 490 y 1.000 dólares mensuales desde el inicio de su carrera hasta el final en un lapso de casi dos décadas.

En 2010 un informe de Defensoría del Pueblo sobre las bases policiales halló que 37% no tiene radios para pedir auxilio, 80% tiene vehículos con graves deficiencias y 36% carece de materiales para preservar la escena de un delito.

El gobierno de Ollanta Humala emprendió el combate a la minería informal de oro en Madre de Dios con policías donde según estimados oficiales se producen 18 toneladas de oro con valor de 800 millones de dólares sin pagar ningún impuesto.