El Inter empató el domingo sin goles con la Fiorentina por la 34ta fecha de la Serie A de Italia.

El magro resultado es un tropezón para los neroazzurri, porque buscan alcanzar el tercer lugar para disputar los preliminares de la próxima Liga de Campeones. Se ubica en el séptimo puesto con 49 unidades.

Fiorentina se mantiene en una situación delicada, con 38 puntos, junto al Cagliari, en zona de descenso a la Serie B.

El arquero brasileño de los neroazzurri, Julio César, evitó la derrota al parar un penal cobrado por el serbio Adem Ljajic a los 69 minutos con una atajada felina.

La Fiore, que jugó como local, atacó mucho más en el primer tiempo, en que llegó repetidamente al arco custodiado por Julio César. Sin embargo, no fue particularmente peligrosa y sus ataques por lo general se estrellaron en la fuerte defensa interista.

El arquero brasileño fue llamado a un trabajo normal, sin sobresaltos, excepto por el penal, mientras que su colega del equipo local, el polaco Artur Boruc, fue un espectador más.

La lentitud del Inter no le creaba gran preocupación a su adversario, razón por la cual en el segundo tiempo entró el volante japonés Yuto Nagatomo, en sustitución del capitán, Javier Zanetti.

A los 54 minutos, el Inter realizó un segundo cambio con el holandés Wesley Sneijder, quien no jugaba desde que se lesionó el 13 de marzo, en sustitución del uruguayo Diego Forlán.

Después estuvo a punto de ingresar otro atacante, Giampaolo Pazzini, pero al final entró un defensor, Andrea Ranocchia, porque se lesionó el rumano Cristian Chivu.

Los neroazzurri se pusieron a correr y empezaron a ser peligrosos con los atacantes argentinos Mauro Zárate y Diego Milito.

Pero al final, el encuentro terminó sin goles.

El sábado se jugaron cuatro partidos: Napoli ganó 2-0 al Novara, con el mismo resultado se impuso Catania al Atalanta, Parma venció 3-0 al Cagliari y Udinese y Chievo empataron 0-0.