En escuelas, patios traseros, celebraciones de cumpleaños y paseos familiares, los niños se sienten más atraídos que nunca hacia los arcos y flechas, cuatro semanas después del estreno de la película "The Hunger Games" (Juegos del hambre) y menos de 100 días antes de los Juegos Olímpicos de Londres.

"De pronto las ventas de arcos se han como triplicado", dijo Paul Haines, un vendedor de la tienda Ramsey Outdoor en Paramus, Nueva Jersey.

Un gerente del establecimiento hizo un letrero para el departamento de artículos de caza: "Arcos de calidad para arqueros serios y niñas que vieron la película".

Los campos de tiro con arco en todo el país han tenido un aumento constante en el número de niños de ambos sexos que llegan dispuestos a practicar esta disciplina, desde el 23 de marzo, cuando llegó la película a las salas cinematográficas. Pero la heroína Katniss — letal con un arco — parece más popular entre las chicas.

"Katniss es tan inspiradora", dijo Gabby Lee, quien para su 12mo cumpleaños en febrero pidió tomar lecciones de tiro con arco después de leer la muy popular trilogía de Suzanne Collins.

"No soy muy deportista", comentó.

Sin embargo, ahora pertenece a una liga juvenil de arquería cerca de su casa en Hasbrouck Heights, Nueva Jersey. "Se siente realmente bien porque normalmente soy la chica que se la pasa sentada leyendo", agregó.

Aunque algunos jóvenes han estado practicando la arquería durante años, motivados por generaciones de cazadores en sus familias, a los padres de otros les encanta la idea de que los niños abracen este deporte que fomenta la concentración y independencia. Algunos tienen hijos que no se sienten atraídos por deportes de contacto o de conjunto.

A los 7 años, Christa Mattessich es demasiado joven para el mundo horripilantemente opresivo que lleva a Katniss, de 16 años, a la arena para una batalla a muerte, la cual gana gracias a sus habilidades con el arco que perfeccionó cuando cazaba en los bosques de su natal Distrito 12.

Pero Christa ama igual la arquería y ha estado practicando durante dos años en el mismo campo de tiro que Gabby, Targeteers Archery en Saddle Brook, Nueva Jersey, dijo su padre Anthony Mattessich en Oakland.

"Yo soy un ávido cazador con arco", señaló. "A su edad, con otros deportes, ellos simplemente se ponen a correr y a perseguir una pelota, luego llega el camión de los helados y eso es todo. Para la arquería, ellos son un poco más dedicados".