El Fondo Monetario Internacional recomendó a los gobiernos de América Latina y el Caribe aprovechar el abundante flujo de capitales y el elevado precio de las materias primas para fortalecer sus reservas.

"Las condiciones actuales son favorables, pero pueden volverse más difíciles", dijo el viernes el director del FMI para el hemisferio occidental, Nicolás Eyzaguire, refiriéndose al impacto de un posible agravamiento en la crisis europea. "Hay riesgos a la baja en Europa, pero nosotros vemos otra película, la de cómo evitar sobrestímulo. Los países deben usar un menú de políticas, porque es dificil que una sola controle cómo no sobre expandirse".

Eyzaguirre explicó en conferencia de prensa que los países exportadores de materias primas en el sur del continente se benefician de un intenso flujo de capitales provocado por las bajas tasas de interés en las economías desarrolladas y un incremento en el costo de materias primas propiciado por la inversión pública interna que China ha comenzado para compensar la caída en la demanda europea.

"Nuestro consejo principal es fortalecer las reservas ahora, antes de que los riesgos se materialicen. Si las economías están sobrecalentadas, con crédito excesivo y espacio fiscal reducido, claramente es una situación interna compleja y una caída en los precios de materias primas dejarían a las economías con poco espacio para reaccionar", agregó.

Las perspectivas de crecimiento este año para América Latina es de 3,5%.

Eyzaguirre recomendó cautela a Brasil para no producir un sobreestímulo de la economía y si bien calificó como "apropiadas" la disminución reciente de algunas regulaciones macroeconómicas y de tasas de interés, "hay que estar vigilante ahora para que las políticas relajadas no sean demasiado estimulativas".

Se refirió a la perspectiva de crecimiento de 3% este año para México como "bastante sostenible" porque "no ha dejado de usar pero tampoco ha abusado" de políticas internas para sostener su crecimiento.

"Quisiéramos que la tasa de crecimiento fuera más alta", dijo Eyzaguirre refiriéndose al promedio de 3% que ha alcanzado durante los últimos 20 años. "Pero una tasa más alta ya depende de elementos estructurales y no de política macroeconómica".

Miguel Savastiano, subdirector del FMI para el hemisferio occidental, dijo que los países centroamericanos no enfrentan "un peligro inminente de crisis, pero sí de crecimiento mundial lento y eso implica que el crecimiento de la región será menor a lo que recuerdan de hace siete años. Un crecimimiento al 5% no es factible, no es sostenido".

Personal del FMI elabora informes sobre países donde en los últimos años el ente multilateral no ha realizado una visita, incluidos Argentina y Venezuela, dijo Eyzaguirre, sin precisar qué otros países podrían estar sujetos a este tipo de evaluaciones que "nunca tendrán la misma calidad" de la evaluación anual formal.

El funcionario dijo que Venezuela aporta información económica al FMI, pero al no realizarse la evaluación anual "falta la interpretación de las autoridades y conocer directamente sus estrategias".

Gilbert Terrier, subdirector del FMI, expresó "que las cosas puedan avanzar" respecto a la solicitud del organismo multilateral para que Argentina modifique las estadísticas inflacionarias, y dijo que ha sostenido contactos con las autoridades de esa nación suramericana durante las dos últimas semanas.

En febrero, el FMI dio 180 días para que Argentina ajuste los parámetros que utiliza para calcular la tasa inflacionaria en la gran Buenos Aires y el producto interno bruto.

En su reporte sobre pronósticos globales, el FMI aclaró en una nota de pie de página que ya no se limitará a procesar estadísticas provenientes del gobierno argentino por considerar que el indicador de crecimiento económico es sobreestimado y el de inflación subestimado.

__

Luis Alonso Lugo está en Twitter como www.twitter.com./luisalonsolugo