Un tribunal alemán falló el viernes que YouTube debe instalar filtros para evitar que los usuarios carguen algunos videos musicales cuyos derechos de autor están reservados a organismos que cobran por su uso.

El tribunal estatal de Hamburgo dio la razón a la firma alemana GEMA, que había demandado a YouTube de Google Inc.'s sobre 12 videos musicales cargados temporalmente, por los que no se abonaron derechos de autor. La organización representa a unos 60.000 compositores y músicos alemanes.

La plataforma de video en internet sostuvo que no tiene responsabilidad alguna por el contenido cargado — e insistió que en ocasiones examina y bloquea las imágenes cuando los usuarios comunican a la firma que hay una infracción a los derechos de autor.

YouTube ofrece en la actualidad a los titulares de derechos de autor un software que les permite identificar obras en las que tienen derechos de autor, lo que hace posible detectar las infracciones.

El tribunal de Hamburgo falló que una vez detectada una posible violación, YouTube debe utilizar el software en la grabación para impedir nuevas infracciones de los derechos de autor.

La corte ordenó además a YouTube que instale un nuevo programa que filtra videos cargados por posible violación de derechos de autor según palabras clave — como el nombre de los músicos y el título de las composiciones — para atrapar versiones de una canción que solamente parecen un tanto diferentes, como las grabaciones en directo.

"El operador de la plataforma solamente tiene la obligación de bloquear el video ... y adoptar las medidas apropiadas para impedir nuevas violaciones de los derechos de autor tras ser notificado esa infracción", dijo la corte. "No existe la obligación de controlar todos los videos ya cargados en la plataforma", agregó.

Kerstin Becker, un abogado de GEMA, dijo que el fallo es "un gran éxito para GEMA".