El director de la policía colombiana, general Oscar Naranjo, aseguró el viernes que espera dejar su cargo en dos meses llevándose un último trofeo en su larga carrera: la captura de uno de los principales narcos del país.

El gobierno del presidente Juan Manuel Santos anunció la víspera que Naranjo dejará en julio próximo la dirección de la policía, que ostenta desde 2007, para dar paso a nuevas generaciones policiales y por el cansancio natural tras cinco años como director.

En la jornada, y en una conferencia de prensa desde su comando, Naranjo dijo que aspira a que en lo que resta de su gestión pueda capturar a Daniel Barrera, alias el "Loco Barrera", uno de los narcos más buscados del país.

"Yo esperaría antes de estos dos mesesitos de mi retiro darle buenas noticias, por ejemplo contra un individuo que se me ha convertido en una cierta obsesión..., que identifica el mundo criminal como alias el 'Loco Barrera', un delincuente de poca monta que de la noche a la mañana resultó siendo emblemático", dijo Naranjo.

"Estamos en una carrera contra el tiempo: o se somete antes o lo capturamos...antes y yo esperaría irme con ese resultado", añadió.

Las autoridades colombianas ofrecen una recompensa de 5.000 millones de pesos (unos 2,7 millones de dólares) por datos que llevan a cada uno de los principales cabecillas del narcotráfico en el país como Barrera, así como también de Henry de Jesús López, alias "Mi Sangre", y Javier Antonio Calle Serna, alias "Comba".

El oficial ratificó que aún no sabe qué hará cuando deje la jefatura policial, aunque ya Santos dijo el jueves que Naranjo quedaba "reclutado" o a su disposición para seguir trabajando en el gobierno, aunque no dio detalles de un posible nuevo cargo.

A Naranjo, cuya popularidad en distintos sondeos de opinión no baja de 60% y figura entre las personas más respetadas del país, se le acreditan distintas operaciones que acabaron con carteles de las drogas como el de Cali y el del Norte del Valle, así como la inteligencia para operativos contra jefes de las guerrillas y narcoparamilitares.

Aunque ya desde hace meses Naranjo había manifestado públicamente sus intenciones de pasar a retiro luego de más de 35 años como policía --su padre Francisco José Naranjo también fue director de ese cuerpo entre 1981 y 1983--, el anuncio de la víspera igual causó sorpresa debido a que ese relevo en la dirección siempre parecía aplazarse.

Un sondeo divulgado la noche del jueves en el canal de televisión RCN, indicó que Naranjo, de 55 años, cuenta con una favorabilidad de 61%, el nivel más alto entre 13 distintas personalidades colombianas y extranjeras, desde el presidente de Estados Unidos Barack Obama, con 53%, hasta el alcalde de Bogotá Gustavo Petro, con 33%. La muestra consultó a 1.010 personas en 13 distintas poblaciones del país del 13 al 15 de abril y tiene un margen de error de 3,1 puntos porcentuales.