Irak comenzó a embarcar crudo desde una nueva terminal marítima de exportación en el golfo Pérsico, dijo el viernes un funcionario.

El director general de la estatal Compañía Petrolera del Sur, Dhia Jaafar, señaló que se bombean 35.000 barriles cada hora.

El bombeo comenzó el jueves en la noche desde la terminal marítima ubicada frente a la costa de Basora, que tiene una capacidad de exportación de unos 3,5 millones de barriles diarios, agregó.

La nueva terminal es la segunda de cinco que en conjunto manejarán un volumen de cinco millones de barriles diarios.

Las instalaciones contribuirán al ingreso de divisas, que tanta falta le hacen a Irak para la reconstrucción tras décadas de guerra y sanciones internacionales.

Jaafar también dijo que ExxonMobil Corp. continuará trabajando en los yacimientos petroleros más grandes de Irak aunque fue excluida de las licitaciones del próximo mes para el desarrollo de yacimientos de gas.

La firma efectúa actividades en el yacimiento Etapa Uno de Qurna Occidental, con reservas de 8.600 millones de barriles en la provincia de Basora.